LA SECRETARIA DE AGRICULTURA NO SUMINISTRA INFORMACION OFICIAL CLAVE SOBRE EL CAMPO

Fuente: empresasnews.com

LA SIEMBRA DE TRIGO TERMINÓ Y AÚN NO HAY DATOS OFICIALES
LA SIEMBRA DE TRIGO TERMINÓ Y AÚN NO HAY DATOS OFICIALES

19/8/09- El organismo interrumpió la publicación de series estadísticas sobre intención de siembra, cosechas y producción de carne y leche. La información relevante quedó bajo el control de unos pocos funcionarios y los productores las ignoran para planificar sus siembras y la venta de sus cosechas.

El presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario, Jorge Weskamp, afirmó que ya “hace un año” que el Gobierno dejó de difundir información sobre la comercialización de la producción agropecuaria, y advirtió que estos datos “son los que la economía necesita para funcionar”.

A lo largo del último año, las autoridades de la Secretaría de Agricultura ya interrumpieron la publicación de al menos quince series estadísticas sobre la producción y el comercio de los bienes agropecuarios. Sumado esto a los datos “dibujados” del INDEC, la Argentina, en otros momentos un gran productor mundial de alimentos, ya no cuenta con datos confiables de su principal sector productivo, fenómeno que comenzó hace ya más de un año.

Como en el INDEC antes, muchos funcionarios de la Secretaría de Agricultura han sido desplazados de sus cargos y quedaron sin funciones, según el diario Clarín. Areas completas como la de Estimaciones Agrícolas, permanecen a la deriva con 100 trabajadores en su nómina tras haber informado en marzo que la sequía hacía estragos en los cultivos. Por orden del secretario Carlos Cheppi desde entonces no se publica más nada y el país no tiene dato oficial de sus cosechas y los interesados deben orientarse por los datos que proporciona, tras sus observaciones vía satélite, el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA).

En abril de 2008, el actual titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, a la par de montar un nuevo régimen para la exportación de carne, lácteos y granos, se apropió de todo el flujo estadístico sobre la operatoria comercial de esos sectoresy, de este modo dejaron de publicarse desde entonces datos clave, como las compras de granos por parte de molinos, aceiteras y exportadores; la evolución de los embarques; y hasta los stocks que hay en el campo. “En el país de la soja, nadie sabe cuánta soja queda y quién la tiene”, señala al respecto un comentario de ese matutino. De este modo, según la publicación, la ministra Débora Giorgi pudo vaticinar una cosecha de 96 millones de toneladas, cuando todos los expertos pronostican 80 millones.

Las Bolsas de Cereales, en Buenos Aires y Rosario denunciaron esta situación e intentan suplir con estudios propios los datos que el Estado hoy oculta. Y, sin una contraparte oficial, hasta el USDA busca ahora en esas entidades privadas los datos que ya no publica el Estado, pues en Chicago resulta invalorable la información que en la Argentina se destruye.

Para otro matutino porteño, La Nación, el gobierno dejó de difundir las estadísticas clave del campo en octubre de 2008, cuando la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) le cortó a la Secretaría de Agricultura el suminstro de datos para la elaboración de una serie que venía realizándose desde mediados del siglo pasado.

“Aunque desde algunas oficinas del Gobierno hayan salido a desmentirlo, la falta de transparencia en la información que afecta al Indec se trasladó a las estadísticas agropecuarias hace ya tiempo”, señala el diario. Añade que desde hace casi un año, el campo no tiene datos de existencias, ventas y embarques de granos, lo que en la práctica resulta en una incertidumbre total sobre el volumen de producción y las exportaciones (sólo están los datos de la Aduana, pero con meses de retraso).

Esos datos son fundamentales para la estrategia comercial del campo porque permiten planificar la venta de la cosecha en mejores condiciones y conocer el estado del abastecimiento interno. Ahora -según La Nación-, esa información sólo es conocida por el círculo íntimo del presidente de la Oncca, Emilio Eyras, y de su jefe informal, antecesor en el cargo y actual titular de la AFIP, Ricardo Echegaray.

El consultor agropecuario Gustavo López, director de Agritrend, denunció que “no existe información oficial” sobre oferta y demanda agropecuaria porque el gobierno “no la brinda y se ofende cuando la pedimos”. Y cuando el Gobierno hace algún tipo de acuerdo, por ejemplo con los exportadores (los últimos dos fracasaron) sobre maíz y trigo, en realidad se desconocen las existencias de esos cereales en el país. “No hay nada y en la página de Internet de la ONCCA el último dato sobre stocks de granos pertenece a diciembre de 2008”, confirmó. Y al día de hoy, añadió, la siembra del trigo está finalizada y sin embargo “todavía no hay datos oficiales”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *