PIDEN QUE SE HAGA CUMPLIR LA LEY DE CELIACOS EN EL PARTIDO DE CHACABUCO

El Concejal y Presidente del PRO Chacabuco Luis M. Speranza, solicita que se haga cumplir la ‘Ley de Celíacos’ en el Partido de Chacabuco.
28/9/11- Solicitamos al Ejecutivo Municipal, a través de la Subsecretaría de Medio Ambiente y Seguridad Alimentaria, siendo esta, la responsable del cumplimiento de dicha ley, de acuerdo al Decreto Reglamentario Nº 528/11 (de la Ley Nacional Nº 26.588), notifique a cada comercio y/o puesto relacionado al rubro ‘Venta de comida’, sin importar si es para comer en el lugar o para llevar, incorpore un menú detallado para personas con ‘Celiaquía’.

Además le pedimos a los propietarios o encargados de los Comercios de comida, que procedan a colocar el logo distintivo en el ingreso de cada uno de los locales tal como figura en el anexo de esta Resolución.

FUNDAMENTOS:

Luego de 3 años se reglamentó la Ley Nacional Nº 26.588 (a través del Decreto Nº 528/11), conocida como la ‘Ley celíaca’. Esta le permitirá a más de 400.000 argentinos acceder, sin pasar tantas penurias, al tratamiento de por vida para la enfermedad celíaca: “La dieta sin gluten, que multiplica hasta por 4 el presupuesto de alimentos que necesita un hogar”.

La llamada ‘Ley celíaca’ se fundamentó en los enormes inconvenientes que estos pacientes tienen para conseguir en cualquier comercio algo nutritivo y sabroso sin poner en riesgo la salud, ya que una ensalada o un bife “contaminado” durante su preparación, pueden alterar el proceso de recuperación de las vellosidades intestinales perdidas por esta enfermedad.

La enfermedad celíaca puede aparecer a cualquier edad, con o sin síntomas. Los más comunes son la diarrea crónica, la fatiga, la constipación, el reflujo gástrico, la distensión abdominal, la sequedad de la piel y el cabello, la pérdida de peso inexplicable y el retraso del crecimiento y/o el desarrollo en los chicos, entre otros.

Esta norma determina la rotulación de los alimentos libres de gluten. También se deberá elaborar una guía de buenas prácticas para la elaboración correcta de esos productos.

Que la salud de los celíacos depende de lo que comen y del proceso de elaboración de los productos ya que esta es una afección que debilita la capacidad del intestino para absorber los nutrientes en forma adecuada y provoca síntomas intestinales, retraso de crecimiento, del desarrollo y de la pubertad y talla baja, entre otras afecciones.

Que la Ley Nº 26.588 declaró de “Interés Nacional” la atención médica y la investigación clínica y epidemiológica de la enfermedad, la capacitación profesional para su detección temprana, diagnóstico y tratamiento y la difusión y el acceso a los alimentos libres de gluten.

La CONAL (Comisión Nacional de Alimentos) avanzó en la definición de un logo oficial para identificar a los alimentos libres de gluten. El distintivo de los alimentos es muy importante ya que es la marca de seguridad para quienes tienen que consumirlos.

La Sociedad Científica de nutrición, gastroenterología (S.C.N.G.) y la Sociedad Argentina de Pediatría (S.A.P) elaboraron una guía nacional para el diagnóstico y tratamiento. Esta guía describe la enfermedad, síntomas que puede presentar en distintas etapas de la vida, métodos diagnósticos, tratamiento a seguir, consejos sobre alimentación y precauciones a tener en cuenta a la hora de preparar alimentos o comer fuera de la casa.

La celiaquía es una enfermedad intestinal crónica que se caracteriza por la intolerancia al gluten, una proteína que se encuentra en el trigo, la avena, la cebada y el centeno (T.A.C.C).

Los cereales mencionados, también tienen gluten algunos alimentos industrializados y distintos medicamentos que lo utilizan como excipiente, convirtiéndose esto en un problema para las personas celíacas.

Las personas que tienen un familiar celíaco poseen mayor riesgo de desarrollar la patología, pero la misma puede variar de manera significativa de una persona a otra.

Si tenemos en cuenta las diferentes etapas por las que atraviesa una persona, los síntomas más frecuentes son:

¨ INFANCIA: Vómitos, diarrea, náuseas, anorexia, retraso en el crecimiento, irritabilidad, introversión, anemia, defectos en el esmalte dental y corta estatura.

¨ ADOLESCENCIA: Anemia, dolor abdominal, diarrea, estreñimiento, estomatitis, dermatitis, cefaleas, retraso puberal y menarca tardía.

¨ ADULTEZ: Irritabilidad, cambios del comportamiento (apatía, depresión), disminución del apetito, pérdida de peso, anemia, osteoporosis, fracturas, abortos, infertilidad, convulsiones, migrañas y miocardiopatías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *