SE RECORDO EN RECREO EUSEBIO MARSILLA

Autoridades en el momento de recordar a Marsilla en Recreo, entre ellos Alberto Del Campo.
Autoridades en el momento de recordar a Marsilla en Recreo, entre ellos Alberto Del Campo.
Una de las ofrendas florales depositadas en Recreo al recordar a El Caballero del Camino.
Una de las ofrendas florales depositadas en Recreo al recordar a El Caballero del Camino.

15/3/10- Ayer se cumplieron 57 años de aquella fatídica mañana en que al querer doblar en la curva de Recreo en la provincia de Santa Fe, disputando la vuelta de esa provincia y ante una falla en sus frenos, su cupé Chevrolet negra modelo 1947 con la clásica inscripción de su Junín natal partía hacia el cielo un hombre humilde, sencillo, auténtico y cabal, decía alguna vez Carlos Alberto Legnani.
El reconocido periodista también contaba que fiel a sus principios y a su convicción jamás pudo ser vulnerado por apetencias o intereses

Los fanáticos del Chevrolet se hicieron presentes en Recreo.
Los fanáticos del Chevrolet se hicieron presentes en Recreo.
políticos que pudieran torcer sus códigos de vida. Eusebio Marcilla padeció la perscución en la era del gobierno peronista. Era tal que los relatores de turno de la transmisión oficial que encabezaba Luis Elías Sojit no lo mencionaban como al resto por su nombre y apellido, sino como “el piloto del auto negro número tal” “el chevrolet de Junín” pero nunca Eusebio Marcilla.
Su mote de Caballero del Camino se lo ganó cuando dejó la carrera (Buenos Aires-Caracas) en la etapa en la que había partido imprevistamente desde Lima por una rebelión militar, para socorrer a su amigo Juan Manuel Fangio que había volcado y cuyo acompañante, el recordado Federico Urrutia entregaba sus últimos halos de vida en los brazos de Eusebio y del querido Turco Salem, su acompañante.
Eusebio no volvió a la etapa ni a la carrera hasta asegurarse que la vida de Fangio no corría riesgo, ya que por el malogrado Federico Urrutia nada podían hacer.
Este maravilloso gesto del SEÑOR Eusebio Marcilla lo privó de lo que a la postre hubiera sido su victoria en la Buenos Aires-Caracas ante los inconvenientes de Oscar y Juan Gálvez, por cuanto él era el mejor posicionado detrás de los pilotos capitalinos.
De todas maneras, la bandera a cuadros premió su esfuerzo y su desinterés ante el colega caído.
Y para reflejar aún más los dotes de Caballero Inmaculado, él, Eusebio Marcilla, y Domingo “Toscanito” Marimón, ganador de la prueba, no dudaron en repartir sus premios en dinero ganados en la competencia con el amigo que había quedado en un hospital en la lejana Perú, Juan Manuel Fangio.
Ayer fue recordado en la localidad de Recreo, en la provincia de Santa Fe a 57 años de su fallecimiento y Alberto “Pelufo” del Campo fue parte del Homenaje al “Caballero del Camino” y las imágenes que ilustran esta nota fueron enviadas por él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *