Los cuidados de las infancias en riesgo en cuarentena


Por Ivana Grobet

21/5/20- ¿Qué pasa cuándo el encierro toca a quienes ya estaban en aislamiento?. La Asociación Miguel Máximo Gil no escapa a la situación de los hogares e institutos de menores de la provincia de Buenos Aires en el aspecto económico más crítico. La pandemia que estamos atravesando pone de manifiesto nuevos problemas para personas de la primera infancia quienes ya estaban “aislados” en algún sentido: institucionalizados. 

Hay, además, nuevos problemas económicos ya que los hogares de niño son instituciones que subsisten gracias a la gran colaboración de la comunidad. Por cada niño que vive en la institución se recibe una beca mensual que no alcanza para cubrir el resto de los gastos fijos, de alimentos y personal necesario para llevar adelante la vida institucional. Para conocer con exactitud el estado de situación de La Asociación Miguel Máximo Gil pueden ingresar al siguiente enlace: https://www.facebook.com/1459213544378804/posts/2339484793018337/

Los hogares de niñez y las instituciones de protección de la infancia pretenden restituir derechos de cuidados (ya que sus familias de origen no pudieron garantizarlos) y brindar a les niñes una nueva experiencia garantizando el cumplimiento pleno de todos y cada uno de sus derechos. Les niñes mantienen un contacto fluido con el resto de la comunidad insertándose en las instituciones educativas y recreativas, y participando de eventos sociales y actividades infantiles de socialización como cualquier niñx, actividades que se ven afectadas por la cuarentena y profundizan la falta de contacto con sus familiares. Aunque esto de seguro no limitará el derecho a la educación, ni el derecho a jugar de cada niñx, sería interesante que la gestión local se atienda esta cuestión haciéndoles llegar alguna propuesta recreativa/cultural.

20 participantes, 12hs al día

Las principales heroínas son las cuidadoras, quienes aún no han cobrado… hablo del personal que diariamente van y vienen a su trabajo como una de las actividades esenciales. Es importantísimo cuidar a quienes cuidan. La primera infancia suele ser el tiempo más significativo en la vida de las personas.  Según el informe de Unicef (Los efectos de la situación económica en las niñas, niños y adolescentes en Argentina. Una aproximación cualitativa. Marzo de 2019): “Se han incrementado los casos de niños, niñas y adolescentes sin cuidados parentales o expuestos a abusos y malos tratos y plantean una posible relación del aumento de los niveles de violencia en los hogares con el malestar provocado por desempleo y la disminución de ingresos”.  Esto producto de la crisis económica-social que azota en los últimos años a nuestra nación. La pobreza se multiplica desintegrando familias, sobrecargando a las mujeres y dejando a los niños a merced de su suerte.  Este es el saldo de escasas políticas públicas que cuiden en empleo, los ingresos y a los más humildes. 

 Por todo esto es sumamente necesario que sigan existiendo hogares de cuidado a la infancia, resquicios donde la justicia pudiera resguardar la integridad de les niñes excluídes. También debemos resaltar que les niñes se encuentran alejados de sus familias y con diversos daños emocionales y psíquicos. Actualmente, además, sin la posibilidad de recibir visitas y tener contactos con sus padres o referentes. “Los únicos privilegiados serán los niños”: No dejemos que la pandemia se lleve las oportunidades que aún nos debemos como sociedad.

Ivana Grobets (Psicopedagoga, profesora en Psicología, acompañante terapeútica. Militante de Fuerza Peronista e integrante de la Consejería de la Mujer)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *