ESTIMAN QUE POR LA SEQUIA LAS PERDIDAS PARA EL CAMPO SERAN DE 3 MIL MILLONES DE DOLARES

Se perdieron 5 millones de toneladas de maíz y otro tanto de soja, aseguran entidades del sector.

Cinco millones de toneladas de maíz y otro tanto de soja ya se perdieron como consecuencia de la sequía.
Cinco millones de toneladas de maíz y otro tanto de soja ya se perdieron como consecuencia de la sequía.
6/1/12- Los efectos de la sequía se están haciendo sentir con fuerza en varias provincias del país. Y por estas horas, cuando aún resta por saber cómo afectará la falta de lluvias a la soja, surgieron las primeras estimaciones del impacto de la falta de agua: la Federación Agraria Argentina estima que el campo perderá unos 3.000 millones de dólares.

En ese contexto, decenas de filiales de la Federación Agraria están en alerta y movilización, y exigieron a las autoridades locales sumarse al pedido de la entidad de creación del fondo extraordinario de asistencia. El reclamo está sustentado, justamente, en aquella millonaria estimación de fondos que no ingresarán al sistema productivo.

El próximo lunes los productores realizarán tres asambleas ante la crítica situación que atraviesan distintas regiones del país por la sequía, así como también por “las irregularidades” en la comercialización del trigo y el maíz.

El presidente de la FAA, Eduardo Buzzi, destacó que la sequía es cada día más grave, y afecta más severamente a Córdoba, Santa Fe, La Pampa y Buenos Aires, en una etapa del año clave para el éxito o fracaso de la principal actividad agropecuaria, que es la cosecha gruesa. “Hasta hoy se estima que se perdieron cinco millones de toneladas de maíz y otra cifra igual de soja”, indicó el dirigente.

“Eso implica que 3.000 millones de dólares no van a ingresar al circuito económico argentino ni al bolsillo de los productores y los pueblos del interior”, dijo Buzzi.

Advirtió que “si bien hay un fondo de emergencia agropecuaria, es una cifra que no alcanza para atender la magnitud del deterioro y las pérdidas que vamos a tener en los próximos meses, si se mantiene este clima”.

“Tampoco es suficiente que se declare la emergencia agropecuaria solamente, porque eso implica prorrogar vencimientos pero no resuelve las situaciones de fondo. Por eso, además de la creación del fondo especial, pedimos que se constituya una mesa de trabajo nacional”, añadió el dirigente.

“Los productores se están movilizando porque no quieren desaparecer. A pesar de que el Estado está realizando algunas acciones, hasta ahora son insuficientes para afrontar una crisis de esta magnitud”, señaló Buzzi.

El dirigente aclaró que vienen “pidiendo la creación de un fondo extraordinario de asistencia para que los pequeños y medianos productores puedan hacer frente al desastre que implica esta seca”.

“Esto es totalmente posible, teniendo en cuenta lo mucho que hemos aportado en estos años en concepto de retenciones a las arcas del Tesoro”, aclaró.

Una de las asambleas se desarrollará desde las 19 en Junín, con la presencia de Buzzi.

“Estamos recibiendo relevamientos e información desde las filiales, en las que expresan su extrema preocupación por lo que ocurrirá en el momento de la cosecha, y en las próximas, dado que ya se ven pérdidas importantes”, indicó Buzzi.

Advirtió que “a esto se suman los aumentos en las tasas municipales y las enormes dificultades que tienen al no poder su trigo ni su maíz, por las trabas a las exportaciones y el sistema distorsivo de precios dispuestos desde el gobierno nacional”.

OSCURO PANORAMA

En tanto, la Federación Agraria aseguró que los productores bonaerenses enfrentan un “panorama desalentador” ante las pérdidas que les provoca la fuerte sequía.

Según el trabajo realizado por la entidad, la falta de lluvias afecta el avance de la campaña gruesa, por lo que se espera una merma en la nueva cosecha de soja y maíz; también se registra una reducción de 50% en la cantidad de vacunos, desde los existentes en 2008 a la fecha en todo el país.

En cuanto al trigo, según el informe, la cosecha alcanzó 75% de la superficie, con rendimientos que aseguran una producción del orden de los 13,5 millones de toneladas. En el caso del maíz, los productores ya sembraron el 87% del área destinada al cereal, “oficialmente estimada en 4 millones de hectáreas, porcentaje coincidente con el año anterior a la misma fecha pero con distintas perspectivas”.

“Según analistas climáticos, la cosecha del cereal sufriría amplias pérdidas, muchas plantas de maíz ya se están secando por el tiempo seco y cálido provocado por el fenómeno La Niña”, cita el informe.

Respecto de la soja, el informe subrayó que este cultivo “en algunos lugares tiene un desarrollo inferior al normal por el tiempo seco y cálido”

Fuente: notibonaerense.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *