DARÍO GOLÍA PRESENTÓ PROYECTO PARA QUE SE DECLARE PERSONALIDAD DE DESTACADA DE LA CULTURA DE LA PROVINCIA AL MÚSICO CHACABUQUENSE ROBERTO ÁLVAREZ

Roberto Álvarez.
Roberto Álvarez.
6/11/12- El legislador Dr. Rubén Darío Golía, presento un proyecto “Declárese Personalidad Destacada de la Cultura de la provincia de Buenos Aires a Don Roberto Álvarez”, esta presentación cuenta con media sanción y actualmente fue enviado al Senado.
Cuyo fundamento es el siguiente: A los 8 años comenzó sus estudios de música, mientras se sentaba los fines de semana en el palco de “Las Romerías” a mirar los instrumentos. A los 14 años pasó a integrar las filas de bandoneones de la orquesta de su maestro. Durante la década 1965-1975 formó un trío, en su ciudad, que lo consolidó como ejecutante y director, y le permitió acompañar a los más renombrados cantantes, tales como: Roberto Goyeneche, Alberto Marino, Floreal Ruiz, Alberto Hidalgo, Raúl Berón y Jorge Casal, entre otros. En 1978 fue convocado por el maestro Osvaldo Pugliese para integrar la fila de bandoneones de su orquesta y desde 1984 hasta su alejamiento, ocupó el puesto de primer bandoneón solista dejando en el repertorio musical de don Osvaldo Pugliese y actualmente director de Color Tango.

Proyecto de Ley

El Senado y la Cámara de Diputados de la Provincia de
Buenos Aires sancionan con fuerza de

LEY

Artículo 1°: Declárese Personalidad Destacada de la Cultura de la provincia de Buenos Aires a Don Roberto Álvarez, nacido en Chacabuco el 7 de mayo de 1940.

Artículo 2°: Tal distinción corresponde por su trayectoria como representante y maestro del tango y por haber trascendido los límites de su ciudad y provincia natal que lo han hecho merecedor de reconocimientos nacionales e internacionales.

Artículo 3°: Comuníquese al Poder Ejecutivo.

FUNDAMENTOS

Roberto Álvarez nació en Chacabuco, provincia de Buenos Aires, el 7 de mayo de 1940; allí concurrió a la Escuela N° 22 “López y Planes” y la Escuela N° 3 “Amado Navarro”, y a los 8 años comenzó sus estudios de música, mientras se sentaba los fines de semana en el palco de “Las Romerías” a mirar los instrumentos. A los 14 años pasó a integrar las filas de bandoneones de la orquesta de su maestro. Durante la década 1965-1975 formó un trío, en su ciudad, que lo consolidó como ejecutante y director, y le permitió acompañar a los más renombrados cantantes, tales como: Roberto Goyeneche, Alberto Marino, Floreal Ruiz, Alberto Hidalgo, Raúl Berón y Jorge Casal, entre otros. En 1978 fue convocado por el maestro Osvaldo Pugliese para integrar la fila de bandoneones de su orquesta y desde 1984 hasta su alejamiento, ocupó el puesto de primer bandoneón solista dejando en el repertorio musical de don Osvaldo Pugliese 25 arreglos orquestales.
De aquellos años Roberto Álvarez recuerda cuando “asomé la cabeza por el cortinado y quedé prendado por el fueye, y a los pocos días mis viejos me compraron el primer bandoneón”, y junto a su amigo y compañero Héctor “Chupete” Console, quien aprendió a tocar el violín, le ponían música al trencito del Prado Español por una vuelta gratis.
En 1989 formó la orquesta “Color Tango” en la que organizó el repertorio de la misma imprimiéndole el estilo Pugliese en cada uno de los arreglos orquestales que realizó y sigue realizando hasta ahora. Como músico impulsor debutó con ella en Holanda y, el año siguiente realizó un intenso trabajo en Radio Nacional y como orquesta estable del principal canal de televisión nacional argentina (A.T.C.). Al poco tiempo, participó en la Expo Sevilla (España), en la función de gala junto a otros notables artistas argentinos, como Julio Bocca, Eleonora Cassano y Alberto Cortés.
En 1996, Roberto Álvarez, dictó un Master Class en el Conservatorio Nacional de Rotterdam, Holanda y en 1997 fue la figura argentina invitada en el 50º Holland Festival de Música. En dicha oportunidad actuó en: “El arte del tango” en el teatro Carré de Ámsterdam donde fue elegido para ese evento por sus conocimientos del estilo. Por el mismo motivo dirigió, en diciembre de 1999, al Sexteto Tango Seis, en Italia actuando en Torino para recibir al nuevo Milenio. En Buenos Aires dictó una clase para la Orquesta Escuela como maestro invitado y en diciembre de 2002 dirigió a la misma en el Teatro Colón de Buenos Aires, en el marco de un homenaje al maestro Osvaldo Pugliese. En marzo Color Tango participó del “V Festival Bs. As. Tango” enseñando el estilo Pugliese

en el C. C. San Martín, y en el cierre del Festival en la “Gran Milonga de la Calle Corrientes”. Desde entonces ha realizado presentaciones en diversos teatros como Presidente Alvear, C. C. Recoleta, Casa del Tango, Café Tortoni, Café Homero, El Mesón, etc.
A través de su carrera el compositor ha realizado giras por Japón, Grecia, Portugal, España, Italia, Francia, Polonia, Alemania, Austria, Bélgica, Eslovenia, Holanda, República Checa, Turquía, Inglaterra, Suiza, Noruega, Dinamarca, Rusia, Colombia, Brasil, Uruguay Canadá y Estados Unidos en donde ha presentado el repertorio de cincos discos producidos: “Color tango”, “A toda orquesta”, “Tímeless tango”, “Con estilo para bailar”, y “Una historia de tango”. En diciembre de 2009 se presentó en la Casa Rosada, participando en los festejos del Día Nacional del Tango. Sin embargo el éxito lo fue alejando su terruño, un desarraigo que plasmó en las notas de su primera composición: “Chacabuquenado”, y con nostalgia Roberto Álvarez recuerda los descansos en el mástil de la Plaza Belgrano, donde muchas veces “nos hacíamos una tocata”.
El recorrido por su carrera confirma la “presentación en sociedad” que el diario Clarín realizó en 1990 de Color Tango, describiendo: “con los lineamientos puglesianos -en esencia y espíritu- realizan una continuidad estilística con sutileza, musicalidad, minuciosos arreglos sin llegar a la imitación pero manteniendo inalterable rasgos diferenciales con el creador del precioso estilo. Hallaremos impecables solos de sus integrantes y un todo orquestal de gran altura profesional y musical” .
Actualmente, junto a la orquesta ha desarrollado un Seminario de Música para bailarines de tango en una jornada en la que se trabaja el nacimiento y desarrollo del Tango como género musical, analizando las distintas etapas de su evolución, y enmarcándolo en el contexto social de cada época, en el período que va de 1880 hasta 1955: “Prehistoria del tango”, “Guardia vieja”, “Etapa canónica del tango” y “Guardia del 40”. Esta explicación es intercalada de ejemplos musicales que ilustran lo narrado, representando algunas de las variadas formaciones instrumentales y los diversos conceptos que se sucedieron en cuanto a la ejecución del género. Todos los integrantes de la orquesta participan en distintos momentos del dictado de la clase, y también intervienen comentando algunas particularidades de cada instrumento en relación al género. Este workshop ha resultado una actividad muy interesante en Amsterdam, Estocolmo, Helsinborg, Copenhage y Los Ángeles, donde se ha presentado recientemente .
Tras el recorrido por su carrera Roberto Álvarez afirma constantemente: “Viví pendiente de la orquesta de Osvaldo durante los once años que estuve en ella y la camiseta de su estilo la seguiré teniendo puesta con Color Tango hasta el fin de mis días…”. Hasta el momento, con dicha agrupación que dirige, continúa viajando mostrando el tango por el mundo.
Por todo lo expuesto, solicito de los señores Diputados acompañen con su voto el presente Proyecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *