UN ARGENTINO TOCO DURANTE 100 HORAS SEGUIDAS LA GUITARRA Y ENTRO EN EL LIBRO GUINNESS DE LOS RECORDS

Guillermo Terraza entro al Libro Ginness de los Records.
Guillermo Terraza entro al Libro Ginness de los Records.

18/5/10- Se trata del guitarrista Guillermo Terraza, quien había batido el record en la categoría solista instrumental otras tres veces.

En la noche del miércoles pasado inició el llamado “Guitarrazo”, que se convirtió en el Concierto más largo del Mundo.

La maratón se realizó en el club de boxeo La Fábrica de la ciudad de Comodoro Rivadavia (una ex planta de la firma Kenia), y a las 23.11 del sábado sumó 73 horas y 16 minutos, con lo que batió la marca del indio Akashap Gupta, quien el año pasado había tocado durante 73 horas 15 en su país.

Terraza pretendió extender hasta 120 pero los médicos no le autorizaron más de 106, por lo que aceptó culminar en la primera marca fijada de 100.

En la madrugada del sábado, cuando iban unas 55 horas, Terraza empezó a cabecear y parecía flaquear su capacidad de vigilia, pero el público y artistas que lo acompañaban reforzaron su aliento, en tanto médicos y enfermeros le colocaban compresas frías en los músculos que comenzaban a agotarse.

En la tarde y noche de ese día llegaron nuevos amigos y colegas y su ánimo pareció renovarse.

Luego entró en una etapa en la que parecía estar dormido con los ojos abiertos, y en los descansos de cinco segundos entre los temas, hablaba poco e hilaba con dificultad las frases.

Después de batir el record, Terraza contó a Télam que aplicó una técnica de concentración para descansar el cuerpo, como si durmiera, pero con la mente despierta; algo similar al “sueño blanco” de los conductores, aunque menos riesgoso.

El guitarrista acumulaba los cinco minutos de descanso por hora que autoriza el Guinness para tomarse una hora por día, aunque hasta la madrugada del domingo casi no había dormido y sólo recibía masajes.

Poco después de las 4 de ese día, se tomó su primera siesta verdadera, como se lo reclamaban desde mucho antes su voz disfónica, las amplias ojeras y las yemas y uñas destrozadas, que sus asistentes cubrían con bálsamos y cicatrizantes.

Desde la tarde del domingo, tras la euforia que despertó al superar las 90 horas, parecía recuperar fuerzas a cada momento, se levantaba y tocaba de pie.

A la 1.54 de ayer, el reloj luminoso que contaba cada segundo -que fueron coreados por el público durante el último minuto- pasó de 99.59.59 al cero total, al llegar a su límite de 100 horas, pero Terraza siguió unos minutos más, sin dejar la guitarra mientras lo felicitaban, lo abrazaban y lo besaban.

Luego se regó el escenario y los alrededores con champán, como en las carreras, y tras recibir el certificado del fiscal del Guinness, Mike Janeta, quien llegó desde Nueva York para el Guitarrazo, Terraza se marchó en busca del descanso reparador.

Durante la tarde organizó una celebración junto a un pequeño grupo de amigos para quienes cocinó unas pastas con frutos de mar. Durante esa reunión comentó a Télam: “yo soy de dormir muy poco, soy muy activo, quizás por eso puedo encarar estos récords, aunque éste fue el último; hice lo que sentía que tenía que hacer”.

Este músico comodorense residente en Italia entró al Libro de Guinness en 2000, al tocar 36 horas seguidas en Comodoro, y luego se superó tres veces al tocar durante 41 horas en 2003, 42 en 2005, y 50 horas en 2008.

Para obtener fondos, durante El Guitarrazo se pusieron urnas para donaciones, se realizaron sorteos y se cobró 10 pesos la entrada, todo fiscalizado por la Federación de Comunidades Extranjeras de Comodoro Rivadavia, que reúne a 23 grupos de inmigrantes.

La organización estuvo a cargo de la Municipalidad de Comodoro Rivadavia y contó con el apoyo del gobierno de Chubut, la Federación de Comunidades Extranjeras y el Consulado de Chile.
Fuente: telam.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *