TERMINO EL PARO AGROPECUARIO

TODO INDICA QUE SEGUIRAN LAS PROTESTAS.
24/1/11- El Gobierno no ofrece las respuestas que el campo reclama. Por eso aunque ayer haya concluido una nueva medida de fuerza, ya se anticipó que quizás las protestas continúen. El campo sigue en lucha y el Gobierno insiste con que nunca estuvieron tan bien como ahora.

El cese de comercialización de trigo terminó ayer. Pero las protestas del sector ruralista están lejos de concluir. Por el contrario, desde la Mesa de Enlace se anticipó que esperarán respuesta del gobierno y si no la tienen continuarán con una medida de fuerza similar. “El acatamiento fue muy bueno, y por otro lado la situación está dada para seguir con nuevas medidas. La idea es continuar la lucha”, aseveró ayer la dirigente gremial Norma Urruty. “Esto se mantiene en pie”, dijo. “Los productores acataron, puede haber empresas más grandes que hayan hecho alguna comercialización, pero en general se acató la medida”.

La Mesa de Enlace determinó un cese de comercialización de trigo hasta ayer reclamando la liberalización del mercado internacional, que se termine con las regulaciones y, tal como precisó el titular de la Sociedad Rural hace unos días, “volver a la situación del año 2006”, antes de las medidas puestas por el polémico secretario de Comercio, Guillermo Moreno.

El cese de comercialización de cereales y oleaginosas fue por una semana en reclamo de la eliminación de los cupos a las exportaciones de trigo. Pero de parte del gobierno nacional no hubo respuestas al pedido de los dirigentes agrarios. La medida de fuerza fue la novena huelga comercial impulsada por la dirigencia agropecuaria en los últimos tres años.

A nivel nacional, el diputado y ex vicepresidente de Carbap Jorge Srodek evaluó ayer que la protesta tuvo “un acatamiento del cien por cien”, lo cual “se notó en puertos, terminales y plantas de acopio” donde, remarcó, “no se movió cereal. El acatamiento fue total, esto el gobierno lo tiene que notar y la realidad que está viviendo el sector. El productor tiene que liquidar sus deudas (que tomó para la cosecha) ahora a fin de enero. Son realmente muy grandes, y no va a poder devolver esos créditos porque tiene su trigo en el campo, sin quien lo compre”, relató el legislador a radio El Mundo.

Norma Urruty reconoció que “nos podemos ver perjudicados como productores, pero si no está el reclamo tampoco va a estar la respuesta. Por eso habrá que ver cómo se sigue en los próximos días, si hay alguna respuesta para revertir esta situación”.

Asamblea

Al mismo tiempo, los dirigentes nacionales han criticado la postura del gobernador Daniel Scioli, a quien califican del “gran ausente” en este conflicto. “La provincia de Buenos Aires brilla por su ausencia en materia agropecuaria, y eso es desde el gobernador Scioli a esta parte”, fustigó Srodek, quien precisó que en esa jurisdicción se produce el 70 por ciento del trigo nacional.

Esa actitud no asombró a Norma Urruty, ya que “el gobierno provincial en realidad nunca acompaño las medidas del campo. Sigue fijo a la política nacional, con deseos de que se resuelva el conflicto pero nada más, aunque de todas maneras no depende en forma directa de ellos. Pero igualmente nunca ha habido gestiones provinciales que nos apoyen ni ayuden”, criticó.

Por eso es que el titular de CRA, Mario Llambías, advirtió ayer que “si el gobierno no nos acompaña, en 15 días nos vamos a juntar en una gran asamblea, para ver cómo sigue la protesta”, previno, y anticipó que ese encuentro se realizará en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú.

Del lado oficial, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, insistió en que “la política sobre el trigo cumplió con todos los requerimientos del sector”, por lo cual dijo no entender “el sentido de la protesta. La Mesa de Enlace no logrará que retrocedamos y se oscurezca lo positivo de un proyecto que tiene en su núcleo la defensa de los intereses de la Nación”, aseveró.

Además, el funcionario aseguró que “al campo nunca le ha ido tan bien como en la última década”. En este sentido, la dirigente rural olavarriense manifestó que “yo creo que a nadie le tiene que ir mal”.

En este sentido, afirmó que la producción es fundamental para el crecimiento de un país. “En ningún país es bueno que a la gente que esté produciendo le vaya mal. Porque si te va bien generás más productos de exportación e ingreso de divisas al país. Me parece que es imprescindible”.

Pero fue por más al establecer que “no se puede hablar de no rentabilidad. Si no, no hay inversiones y estas políticas están llevando al trigo a la situación de la carne: hay lugares donde no hay más opciones que sembrar trigo, pero donde las hay se hacen otras cosas”, graficó.

En este sentido, fue muy clara al explicar que “cuando tenés un producto que te cuesta plata producirlo, y no sabés cuándo ni a qué valor se venderá, si podés tratás de salir de esa situación. Es lógico. Y si Domínguez compara a partir del 2000 con los ´90, sí es cierto que estábamos más limitados, pero no era el contexto internacional que tuvimos a partir del 2001. La demanda de nuestros productos es bueno para el país, eso genera divisas. Estamos hablando de la rentabilidad del productor que lo necesitan ambos: él para producir, pero el país para andar mejor. Y por supuesto los ciudadanos comunes para consumir”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *