PIDEN REAPERTURA DE SALA DE SALUD MENTAL EN CHACABUCO

19/6/12- El bloque de concejales de PRO Peronismo Chacabuco solicita mediante un proyecto de resolución la reapertura y el acondicionamiento del sector de “Internación aguda de salud mental” del Hospital Municipal del Carmen de Chacabuco.

OBJETIVOS.

• Reabrir el Servicio de internación aguda de salud mental y propiciar la internación corta de los sujetos en fase de crisis psiquiatrita aguda y trabajar con las personas externadas en su sostén diario.

• Que el lugar de internación tenga características dignas y acogedoras, donde el enfermo no extrañe su ámbito familiar, con baños separados por sexo, sala de estar, televisor, jardín abierto al sector de internación. Dotado de elementos no peligrosos, tales como: Reemplazar los vidrios por policarbonato, etc.

• Desarrollar acciones de promoción y prevención en Salud y Salud Mental.

• Promover la responsabilidad de la comunidad en la estigmatización y exclusión de los sujetos con padecimiento mental.

• Realizar un abordaje Socio-familiar, apoyo directo y cotidiano a la familia.

• Potencializar las habilidades y capacidades de los pacientes con trastornos mentales.

• Fomentar capacitaciones que permitan la inserción laboral de las personas.

• Defender y restituir los derechos de las personas.

DESTINATARIO.

A aquellas personas que reciben actualmente atención mental en el Hospital Municipal o en algunas de sus dependencias, ubicadas en las localidades que integran el Partido de Chacabuco. Con el fin de brindar un tratamiento acorde, individualizado y dirigido a una reinserción del paciente en la sociedad.

Aquellas personas que proponen derivaciones y atención articulada de los pacientes y aquellas personas de la comunidad que se acerquen tras la promoción por parte del Municipio.

RECURSOS HUMANOS.

En el Centro de Salud se plantea la actividad abordada desde la interdisciplinariedad, siendo todos los operadores que allí concurren, integrantes del equipo de trabajo, ofreciendo sus herramientas y experiencias en al abordaje de la tarea.
Para acordar la unificación de la tarea, el sentido y su direccionalidad, así como también para realizar supervisiones y coordinaciones, se realiza semanalmente una reunión de equipo donde confluyen psiquiatras, psicólogos, enfermeros, trabadores sociales, talleristas, pasantes de distintas facultades (psicología, trabajo social, bellas artes), así como también personas de la comunidad que se han acercado voluntariamente para participar del trabajo.

Además se debe contar con elementos de seguridad, como: Timbre de alarma y policía de seguridad, quienes también formaran parte del equipo de trabajo.

METODOLOGIA.

La metodología de trabajo que se llevará adelante en el “Servicio de internación aguda de salud mental”, consta de varias actividades que, articuladas, responden a los objetivos de la Institución y los posibilitan. A continuación se describen cada una de ellas, su función, fundamentación y acción.

DISPOSITIVOS.

1. Entrevistas de admisión.

La admisión tiene como primer objetivo comenzar a construir un diagnostico psicológico, psiquiátrico, de habilidades, potencialidades, vínculos sanos y patológicos, devulnerabilidad, recursos económicos y laborales.

Busca propiciar la internación de los sujetos en crisis agudas, al mismo tiempo trabajando con los pacientes externados en su sostén diario.

El equipo a cargo de dicha actividad es rotativo e interdisciplinario conformado por operadores en salud, de diversas procedencias y distintos niveles de formación (médico psiquiatra, psicólogo, trabajadores sociales, enfermeros, talleristas, etc.), con el fin de captar la totalidad de la situación que excede la crisis que llevo al sujeto a la internación.

A partir de la información recavada se elabora una propuesta de estrategias de intervención, de la cual participan los operadores y el usuario, respetando el derecho al disenso y al consentimiento informado.

2. Talleres.

La lógica de los talleres excede la idea de solo ocupar al usuario en su tiempo libre y entretenerlo. Se trata de que con ayuda del dispositivo puedan correrse del lugar de objeto de estudio y recuperen su creatividad y actividad que le permita su reinserción laboral y social extra muros para su sostenimiento económico, personal y familiar.

• Talleres de capacitación laboral: Actividades se realizan con la intención de capacitar a los usuarios y a partir de allí, en un futuro, abordarlas como micro emprendimientos laborales con formato de cooperativa. Donde cada uno de los participantes pueda, además de alcanzar un rédito económico, trabajar la inestabilidad vinculada al ámbito laboral como también la emocional, ya que entendemos que el trabajo es una de las variables que permite la re-inserción de las personas en la comunidad, junto con la reconfiguración de la red vincular.

• Talleres de arte y expresión: pensados como espacios para construir y crear. Consideramos que el arte se constituye como una herramienta indispensable para que los sujetos puedan reencontrarse con su subjetividad que el encierro prolongado o el sufrimiento les ha privado.

• Talleres de recuperación de hábitos: están dirigidos a aquellas personas que reelaborar cuestiones básicas como el aseo personal, el cuidado del cuerpo, el uso del dinero, el manejo en la comunidad (uso de transporte público, conocimiento de la ciudad, etc.).

• Taller de Estimulación cognitiva: Coordinado por una psicopedagoga.

FUNDAMENTOS:

El Ejecutivo Municipal debe plantear la necesidad de implementar una política de salud acorde a los tiempos que corren, con lo que respecta a la “Salud Mental”.

Debemos trabajar en base a la nueva ley de salud mental, sancionada el año pasado (2011), la cuál trata a la salud mental como un proceso, que tiene que ver con circunstancias históricas, culturales, socio económicas, biológicas, y que fundamentalmente tiende a fortalecer los derechos de las personas, sobre aquellas personas que tienen padecimientos mentales, desterrando el concepto de la institucionalización, como los lugares de reclusión, lo cual ha demostrado que no da resultados favorables, entonces, en esta nueva etapa de desinstitucionalización de las personas, hablamos de “el afuera”, de los consultorios externos, nosotros no queremos tener un servicio que interne crónicamente, pero sí en la fase aguda, pudiendo luego ser insertados a la comunidad y a su familia en condiciones optimas para que estos puedan continuar con el tratamiento hasta su recuperación.

Debe ser dirigido al tratamiento agudo de adolescentes en situación de riesgo de vida por intento de suicidio, drogadicción y depresiones propias de la realidad socio-económica que padecen, mujeres con embarazos no deseados, trauma emocional pos aborto, desocupados afectados emocionalmente por dicha situación, problemática de la 3ra que lleva al suicidio, etc.

La internación en salud mental era un recurso que existía en nuestro Hospital Municipal, que tenía un nivel de demanda muy alto, y con una reducción en el índice de suicidios gracias a la contención que se brindaba dentro del servicio de internación por parte de los profesionales del área de salud mental. Debemos considerar que el servicio se cerro transitoriamente para separarlo del servicio de traumatología que representaba un peligro para los enfermos mentales dados los materiales peligrosos allí existentes, y poder darle a su reapertura a corto plazo condiciones dignas y de reserva (identidad) para las personas, en un ámbito de excelencia profesional. Representando un servicio de gran importancia, ya que el enfermo psiquiátrico no debe ser internado en zonas alejadas y lejos del contacto con su familia, las cuales no podrían mantener una relación frecuente y de apoyo con el paciente por razones económicas y de tiempo.

La oferta de este hospital no debe incluir solamente un tratamiento frente al síntoma o a la crisis sino que debe cubrir una gama mayor de aspectos que tienen que ver con el contexto en donde la crisis se produce y lo que sucede luego de ella; interviniendo en todas las áreas del sujeto: trabajo, familia y lazos sociales que se ven afectados.

No se trata entonces, solamente de trabajar con la enfermedad sino que se pretende producir espacios de salud en las personas que reciban la atención. Así como también en todas las personas que, directa o indirectamente, se ven afectadas por la problemática y por ende por la atención brindada desde el Hospital Municipal.

Debemos proponer la participación para evitar: la des-inserción social, la desaparición de los tiempos muertos del hospital en beneficio de los tiempos terapéuticos, suponiendo como requerimiento fundamental una posición activa del usuario, la existencia de un compromiso terapéutico. Se apunta a que el usuario recuperado o bien construyendo lazos sociales propios, pueda no ser segregado de la comunidad y retome la circulación social interrumpida por la patología o por el aislamiento al que lo ha sometido por la internación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *