PERPETUA PARA EL HOMBRE QUE HABIA MATADO A SU ESPOSA EL AÑO PASADO EN SALTO

Un hombre fue condenado este lunes a prisión perpetua por asesinar de 24 puñaladas a su esposa en una vivienda de la ciudad bonaerense de Salto el 5 de marzo de 2010, informaron fuentes judiciales.

Gisela Nieto, la víctima.
Gisela Nieto, la víctima.
3/10/11- La condena fue dictada por el Tribunal Oral Criminal 3 de Mercedes y recayó en Horacio Daniel Leguizamón (30), quien fue hallado culpable del homicidio calificado por el vínculo de su esposa, Gisela Elizabeth Nieto (28).
Tras conocer el fallo, dictado este lunes al mediodía en los tribunales de la calle 27 al 600, de Mercedes, la madre de la víctima, Gladys, se manifestó “muy conforme”.

“Estamos conformes con la resolución, conformes con el trabajo del fiscal y de nuestro abogado. Pero lamentablemente nuestra realidad no cambia, no la tenemos más a ella”, dijo la madre entre lágrimas.

Gladys dijo además que espera que Laguizamón cumpla la pena tras las rejas y no salga antes por beneficios carcelarios. “Se hizo justicia y espero que él cumpla la pena”, expresó la mujer en diálogo con Télam.

Durante los alegatos del juicio a Leguizamón, que comenzó el 20 de septiembre, el fiscal Adrián Landili pidió la pena de prisión perpetua para el acusado, solicitud que fue acompañada por el abogado de la familia de la víctima.

Al declarar como acusado ante los jueces Eduardo De Costía, Ricardo Marcia y Alejandra Carida, el hombre admitió el homicidio y dijo que estaba cansado de que su mujer lo tratara de “impotente” porque no podía darle hijos.

No obstante, la madre de la víctima y cerca de 15 testigos amigos de la pareja que declararon en el debate aseguraron que Leguizamón y Nieto tenían problemas por “celos e infidelidades”, temas por los cuales además se hallaban separados.

Al declarar en el juicio, la mamá de Gisela aseguró que su ex yerno “enloqueció” cuando su hija se negó a reanudar la relación y a acostarse con él en la cama donde lo había encontrado con otra mujer.

El crimen fue cometido el 5 de marzo de 2010 y la víctima fue hallada asesinada de 24 puñaladas y golpes sobre la cama matrimonial de la casa donde vivía con Leguizamón, en Salto.

Al momento del hecho, el hombre dijo que su mujer había sido asesinada durante un asalto por delincuentes que ingresaron mientras dormían.

Sin embargo, los investigadores policiales no le creyeron y, tras diversos peritajes y declaraciones, apresaron a Leguizamón al día siguiente.

Las pruebas fundamentales para detener al hombre fueron los dichos de vecinos y familiares que declararon que la pareja se llevaba mal y el hombre era muy celoso.

Los pesquisas creyeron desde el inicio que el ataque a puñaladas se desencadenó cuando la mujer se negó a dormir con Leguizamón en la misma cama y le recriminó una infidelidad que le había descubierto.

“Debe pagar por lo que le hizo a mi hija, actuó nada más que por celos y porque ella se negaba a abrazarlo noche a noche. Gisela, lo empezó a rechazar luego de enterarse que la engañaba con otra mujer”, aseguró la madre de la víctima al declarar en el debate.
Fuente: telam.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *