LOS BOMBEROS DE JUNIN SOLO CUENTAN CON UNA AUTOBOMBA OPERABLE DE LAS CUATRO QUE POSEE

Destacamento de Bomberos de Junín.
Destacamento de Bomberos de Junín.

28/3/10- De los cuatro camiones obsoletos que cumplen la función de autobomba en el Destacamento de Bomberos de Junín, sólo funciona en medianas condiciones uno. Estos equipos vetustos requieren un inmediato recambio, que la cooperadora no puede afrontar, porque ni siquiera llega a cubrir los gastos mínimos de mantenimiento de la flota.
En la economía del cuerpo, sólo hay una caja chica que aporta la Provincia para hacer frente a necesidades mínimas, y la Comisión de Seguimiento de la Tasa de Seguridad se desligó de los requerimientos que puedan provenir de este cuerpo.
Sobre la situación actual, el ex jefe de bomberos a nivel local y actual tesorero de la cooperadora que aporta fondos para esa fuerza, Eduardo Naya, contó la difícil situación que se afronta, con fondos que no son suficientes y abandonados a la buena de Dios, a pesar del servicio vital que prestan en la comunidad.
Según puntualizó, sólo ingresan alrededor de $ 8.000 mensuales para hacer frente a todos los gastos, cuando en los distritos vecinos las sumas no bajan de $ 18.000, que es el monto que realmente se requiere. Además, hay que tener en cuenta que se requieren más recursos por lo viejo de los equipos.
Entre sus expresiones, Naya aseguró que la Tasa de Seguridad, el dinero que recauda la comuna a través de las facturas del servicio eléctrico, “es una mentira”, y expresó su preocupación por la situación actual que atraviesa el Destacamento de Bomberos.

La flota
“Estamos muy lejos del presupuesto que necesitaríamos para poder mantener en condiciones una flota que ya está vieja y obsoleta. Es muy difícil determinar cuánto se necesita mensualmente”, señaló Naya.
Las cuatro unidades que sirven como autobomba, más allá de las camionetas y otros vehículos existentes, son modelos 1962, 1979, 1981 y lo más nuevo que compró hace varios años cuando comenzó la Tasa, es 1997. “Estos son los camiones, así que ni hablar de lo que cuesta el mantenimiento, así que ya habría que hablar de comprar uno nuevo o reemplazar alguna por un camión nuevo”, explicó.
En este marco, Naya señaló que “para comprar, desde la cooperadora no podemos hacerlo ni soñando, estamos a años luz. Y de mantenerlo, lo vamos haciendo como podemos”.

La historia
Para cubrir las necesidades, “en un principio, colaboraba la Tasa de Seguridad, que no se hizo para colaborar sino reemplazar a la cooperadora”.
“Así fue en los primeros tiempos, cuando desde la Tasa se compró una autobomba y empezamos a andar muy bien. También compraron equipos de uso personal como respiratorios, tijeras y demás”, recordó Naya.
En este marco, señaló que “todo iba excelente, pero después tuvo que volver la cooperadora porque en los últimos años la Tasa se dedicaba solamente a un mínimo mantenimiento que no alcanzaba a mantener la flota”.
“Entonces, reaparecimos con la cooperadora, porque si la plata no aparecía de la Provincia, ni venía de la Tasa que es una mentira, hubo que aparecer para paliar la situación. Y ahora, como estamos nosotros, volvió a desaparecer totalmente la Tasa, así que es una lucha sin cuartel y sin parar, no llegamos nunca”, apuntó.
Sobre los fondos que llegan al Destacamento en la actualidad, dijo que “de la Provincia recibimos una caja chica, que es más que chica. Y de la Tasa, tuvimos distintas etapas, con otra Intendencia que llegó hasta a comprar unidades, que era lo que se necesitaba. Pero fue ’97 lo último, y después nosotros que vamos aportando un poco, porque la suma de todo no llegaba a $ 8000 mensuales, cuando un mantenimiento para semejante flota no puede ser menor a $ 15.000”.

Sólo una
Además, el tesorero de la cooperadora bomberil precisó que “con el último vehículo del ’97, yo ya había dicho que no sólo el camión debía ser nuevo, sino también el equipo de bomba. Ahora se acaba de partir por la mitad, porque especulando con la economía, se fabricó un equipo en Junín cuando no estábamos capacitados para hacerlo”.
“Las cuatro autobombas, en algún momento estuvieron todas operables, siempre en forma precaria. Ahora de la más nueva se rompió la bomba, de manera inservible”, contó.
Además, a este panorama debe sumarse: “Del Ford 5000 se partió la caja multiplicadora, que es lo que da fuerza a la bomba, así que hay que pensar en una nueva. El 350 hace unos meses quedó totalmente inoperable, y está andando en buenas condiciones el Ford 7000, o sea que estamos bastante mal”.

Lo que se necesita
El ex superintendente de Seguridad Siniestral también respondió, sin nombrarlo, a las declaraciones realizadas por Osvaldo Giapor en LT 20 Radio Junín. “Escuché que como ahora estaba la cooperadora, Bomberos no necesitaba la Tasa. No me puse a discutir porque ya lo hice mucho hace tiempo y ahora no quiero hacerlo más”.
“En Chacabuco gastan más de $ 20.000 por mes de mantenimiento; en Lincoln otro tanto; en Nueve de Julio alrededor de $ 18.000 y en Junín, con esta porquería de camiones no llegamos a $ 8.000 entre la Tasa y nosotros, así que no está claro lo que es el mantenimiento”, detalló Naya

La situación, según Giapor
El presidente de la Comisión de Seguimiento de la Tasa de Seguridad, Osvaldo Giapor (foto), tiene una postura un tanto diferente a la de Eduardo Naya. Según sus últimas declaraciones, avala que el municipio se dedique casi exclusivamente a los móviles policiales y los gastos de mantenimiento y combustible que requieren. Para él, la cooperadora de Bomberos debe ocuparse del Destacamento, dado que a pesar de los incrementos que ha tenido la Tasa, nada parece ser suficiente para sostener el servicio de seguridad en Junín.
Hace unos días, Giapor encendió la mecha de la discusión al recordar que “cuando se hizo el convenio entre la Provincia y la Municipalidad para que la comunidad juninense ponga dinero para solucionar problemas de patrulleros, pedimos que se sacaran todas las cooperadoras y nosotros pudiéramos colaborar desde esta Comisión”.
“La única que no dejó de funcionar porque tenía personería jurídica fue la de Bomberos, razón por la cual nosotros ponemos el énfasis en los patrulleros mientras los bomberos se ayudan a sí mismos con la cooperadora”, aseguró.
De todos modos, asumió que “si la situación actual es muy grave y hay inconvenientes, deberemos elevar una nota a la Provincia para que se haga definitivamente responsable de lo que hoy se lavan las manos porque creen que Junín tiene mucha plata”.
El titular de la Comisión de Seguimiento puntualizó que “en primera instancia había un fondo para Bomberos, pero en estos momentos como se aumentó la cantidad de patrulleros y los vehículos se rompen muy fácilmente, nosotros estamos abocados a comprar el combustible que necesitan y a hacer los arreglos que corresponde”.
También detalló que “el pueblo de Junín se hace cargo de ponerle combustible a todos los patrulleros que están en la calle, entre 26 y 28, durante 24 días por mes. Estamos gastando alrededor de 30 litros más por día de combustible, lo cual hace que tengamos que pagar una cantidad muy elevada de dinero y no nos alcanza la Tasa, nos estamos desabasteciendo”.
“Por eso, la única cooperadora que funciona es la de Bomberos. Si tenemos que dar una mano, lo vamos a hacer, pero me parece que no corresponde que ayudemos a esta dependencia porque tiene esta posibilidad”, destacó.
Fuente: laverdadonline.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *