LEBENSOHN: “UNA LUCHA Y UNA CONVICCION”

Son cuatro clases. La primera es el lunes que viene. Marco Aguinis destacó la sensibilidad, el coraje y la visión a largo plazo de este destacado político.

Moisés Lebensohn.
Moisés Lebensohn.
31/8/10- La Secretaría de Extensión de la UNNOBA Junín organiza un seminario sobre la vida de Moisés Lebensohn que se titula “Una lucha y una convicción” y apunta a abordar su aporte en el campo de las ideas políticas en la Argentina, en especial, para la tradición política del radicalismo.
El seminario consta de cuatro clases, la primera de ellas el 6 de septiembre a partir de las 20 en el edificio de Extensión. Los interesados tiene tiempo de inscribirse hasta el viernes 3 de septiembre en España 37. Más información al 02362 – 436371.

El seminario lo dictará el profesor Luis Goyhenespe, quien propondrá interpretar las principales líneas de acción política de Lebenshon durante las décadas del 30 y del 40. La última parte de cada una de las clases estará destinada a abrir el debate con quienes hagan el curso.

El historiados Felix Luna contó en un momento: “En el congreso de la juventud radical, en noviembre de 1951, y como postre, escuché uno de los más hermosos discursos que oí en mi vida: el de Moisés Lebensohn, para cerrar las deliberaciones”.

“Lo más importante de Lebensohn es la pasión que lo animó y la jerarquía que dio a la política como instrumento para mejorar la vida colectiva”, opinó Luna.

Por su parte, Marco Aguinis, en una columna de opinión de La Nación, afirmó: “Fue uno de los políticos más cultos y universales que registra el catálogo argentino. Una persona de extraordinaria sensibilidad social, coraje ético y visión de largo plazo”.

Lebensohn nació en Bahía Blanca en 1907. Se recibió de abogado y, desde muy joven, tuvo inclinaciones por el periodismo. Adoptó como ciudad a Junín, donde fundó el diario Democaracia.

Sostenedor crítico del yrigoyenismo y partidario de profundizar las conquistas sociales, se opuso a los mecanismos fraudulentos de la llamada década infame y a los sectores conservadores de su partido. Además, sostenía la necesidad de realizar políticas de profunda reforma económica.

Junto con los otros dirigentes juveniles, Lebensohn impulsa un programa transformador que adquiriría forma en el V Congreso de la Juventud Radical en Chivilcoy, en mayo de 1942. Este programa, así como el llamado “programa de Avellaneda” y el del Congreso de 1944, serían posteriormente incorporados -casi totalmente- como Bases de Acción Política de la UCR.

Con el ascenso del peronismo al poder, Lebensohn (como la mayoría de la UCR) se sitúa en la oposición. Sin embargo, no deja de reconocer la importancia de las conquistas sociales del gobierno de Perón, lo que habría de ganarle no pocas enemistades dentro de su propio partido.

Lebensohn lideró, a través del movimiento interno Intransigencia y Renovación la adaptación de la UCR a la nueva hegemonía del peronismo. El programa de Avellaneda de Lebensohn reivindica una política nacionalista, defiende la propiedad estatal del petróleo y la reforma agraria, reconoce las conquistas sociales de Perón. Fue, sin embargo, crítico de las tendencias hegemónicas del peronismo.

Fue también concejal en Junín, diputado y presidente del Comité Nacional de la UCR.

“Si no hubiera fallecido muy joven, en 1953, habría podido imprimir a la historia argentina otro curso. Era evidente por la energía y lucidez con las que empujaba su acción política, de la que no se olvidan quienes tuvieron el privilegio de conocerlo”, opina Aguinis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *