LA FRAGATA LIBERTAD LLEGÓ AL PUERTO DE MAR DEL PLATA

La Fragata Libertad entrando al Puerto de Mar del Plata.
La Fragata Libertad entrando al Puerto de Mar del Plata.
9/1/13- Luego de casi tres meses de odisea en Ghana, la Fragata Libertad está de regreso en un puerto argentino: el buque arribó esta tarde a la Base Naval de Mar del Plata, en medio de una gran fiesta organizada por el oficialismo y que incluyó desde una performance de aviones acrobáticos hasta un estruendoso cierre de fuegos artificiales. El foco central, sin embargo, estuvo puesto en el discurso de Cristina Kirchner, quien -al pie del buque- llamó “verdaderos depredadores sociales” a los fondos buitre y repasó con elogios su gestión.

“Muchos se están dando cuenta de que es necesario tomar una posición firme y seria frente a estos depredadores sociales globales, en defensa del bienestar de los pueblos y la subsistencia de los Estados”, dijo la Presidenta, en medio de los cánticos de los militantes oficialistas y mientras los tripulantes, en la cubierta de la Fragata, la escuchaban en formación.

Cristina, rodeada por el Gabinete en pleno, funcionarios y dirigentes afines al oficialismo, también hizo un balance político de su gestión. “Somos un gobierno acostumbrado a presiones externas, internas, subterráneas y planetarias”, aseguró. Y tras citar al almirante Guillermo Brown, a San Martín y a Belgrano, aseguró que va a “resistir cualquier extorsión” contra su Gobierno. “Como decía San Martín: cuando no tengamos nada, pelearemos en pelotas”, explicó. Y aseguró que “esos son los ejemplos que hay que seguir: de templanza y responsabilidad y de coraje”.

La Fragata ingresó al puerto pasadas las 17.30, luego de mostrarse -aunque desde lejos- por buena parte de las playas marplatenses. La operación fue seguida con atención por miles de personas: militantes oficialistas llegados desde distintos rincones del país, turistas, vecinos de Mar del Plata y familiares de los marineros, que tras algunas quejas fueron llevados por la Armada en micro fletados desde Buenos Aires. Según los organizadores, sólo en el área de la Base Naval se reunieron cerca de 200 mil personas.

Al predio de la Armada también llegaron funcionarios, gobernadores y dirigentes alineados con el oficialismo. En una galería puramente kirchnerista, se pudo ver a gobernadores como Gildo Insfrán (Formosa), José Luis Gioja (San Juan), Maurice Closs (Misiones) y Jorge Alperovich (Tucumán). El bonaerense Daniel Scioli llegó junto a la mandataria. También estuvo el vice Amado Boudou junto al Gabinete en pleno. Además, asistieron funcionarios de distintos organismos (como Martín Sabbatella, a cargo de la AFSCA), el dirigente ultrakirchnerista Luis D`Elía y Estela de Carlotto, titular de Abuelas de Plaza de Mayo. No hubo opositores.

El kirchnerismo aprovechó el regreso de la Fragata para montar una gran fiesta. Hasta Mar del Plata llegaron más de quinientos ómnibus que, desde temprano hicieron su desfile por distintos puntos de la ciudad, antes de estacionar en zonas cercanas al puerto y el estadio mundialista José María Minella. El grueso de los asistentes viajó desde el Gran Buenos Aires. Pero también movieron gente los intendentes del sudeste de la provincia de Buenos Aires.

Ayer aparecieron desde temprano como manchones sobre el frondoso ligustro del Club de Golf de Playa Grande, entre otras tantas, banderas de la agrupación Kolina , de Alicia Kirchner, y de otros dirigentes políticos. Se espera a los integrantes de Tupac Amarú , de la jujeña Milagro Sala; del Movimiento Evita , de Emilio Pérsico; y obviamente de La Cámpora , la fuerza controlada por Máximo Kirchner. También a artistas cercanos al Gobierno.

La magnitud de la movilización obligó a quitar parte del alambrado perimetral de la Base Naval. La ampliación para contener a la multitud incluyó a la avenida Peralta Ramos y la escollera Norte, lugar por el que la Fragata pasó muy cerca durante su ingreso al Puerto. Cerca, también, se reunieron manifestantes para mostrar su repudio al Gobierno nacional: la policía bonaerense tuvo que montar un cordón humano para separarlos de militantes oficialistas. Hubo momentos de tensión y algunas escaramuzas.

Fuente y fot: clarin.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *