JULAN DOMINGUEZ ASUME HOY COMO NUEVO MINISTRO DE AGRICULTURA DE LA NACION

Julián Domínguez asume hoy como Ministro de Agricultura de la Nación.
Julián Domínguez asume hoy como Ministro de Agricultura de la Nación.
1/10/09- El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, fue el encargado de anunciar ayer la decisión de la presidente Cristina Fernández de Kirchner de crear el ministerio de Agricultura, que estará a cargo del hasta ayer del diputado bonaerense Julián Domínguez.
El nuevo funcionario asumirá su cargo a las 16.30 horas en el salón Blanco de la Casa Rosada.
La cartera comprenderá las áreas de Agricultura, Pesca, Ganadería y Alimentación y el control pleno de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca).
Más de 200 personas se movilizarán hoy desde Chacabuco hacía Casa de Gobierno en Balcarce 50 para presenciar la asunción de Julián Domínguez como nuevo ministro.

Un comentario sobre “JULAN DOMINGUEZ ASUME HOY COMO NUEVO MINISTRO DE AGRICULTURA DE LA NACION

  • el 30/09/2009 a las 13:05
    Permalink

    Imagino que, normalmente, el éxito de un desafío como este (al cual se “somete” el Sr. Domínguez) depende básicamente de (a) conocimiento e idoneidad para identificar y solucionar los problemas del sector y (b) capacidad de gestión/administración (obviamente pensando en el interés común y no el propio). Ambas condiciones son necesarias pero ninguna por si sola suficiente para lograr buenos resultados (afortunadamente, no necesariamente son excluyentes en una persona, aunque la combinación seguramente es difícil de encontrar). Pero el problema es que, además de estas dos condiciones que normalmente deberían encontrarse, la realidad de nuestro país le suma otra (por si fueran pocas las anteriores): la posibilidad de tener libertad para actuar en la función, sin imposiciones que limiten o prescriban las acciones que alguien ejecutaría en base a las condiciones “a” y “b”. Me pregunto para este caso: hay conocimiento e idoneidad? Hay capacidad de gestión/admistración? Hay libertad para actuar? Las respuestas no son muy difíciles… Es posible hacer algo para cambiar el inevitable fin?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *