EL AGRO SE MUESTRA CAUTO Y EXPECTANTE TRAS LA PRIMER REUNION CON DOMINGUEZ

Julián Domínguez.
Julián Domínguez.
LOS PRÓXIMOS ENCUENTROS SE REALIZARÁN EN EL INTA
7/10/09- Las entidades rurales se mostraron cautelosas y esperanzadas tras reunirse con el gobierno argentino, con el que mantienen desde el año pasado una feroz disputa por la intervención oficial en los mercados de alimentos.

Los dirigentes de la Mesa de Enlace rural valoraron este martes que el nuevo ministro de Agricultura, Julián Domínguez, se comprometiese a “trabajar rápidamente” en soluciones para el sector durante el encuentro que mantuvieron en la flamante cartera.

En una reunión que se extendió durante una hora, Domínguez recibió en su despacho a los presidentes de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati; Confederaciones Rurales, Mario Llambías; Federación Agraria, Eduardo Buzzi y CONINAGRO, Carlos Garetto.

Durante el encuentro, Domínguez les comunicó la metodología de trabajo que llevará adelante, con reuniones que se realizarán en el ámbito del INTA, donde las entidades agropecuarias tienen representantes conforme lo establecen las leyes vigentes.

El funcionario les adelantó que la primera reunión se realizará el martes próximo en el INTA y que para el jueves 15 mantendrá un encuentro con el Consejo Federal de Ministros de Agricultura de todo el país, informó la cartera.

Se trató de un nuevo intento por dejar atrás un conflicto que el año pasado sumió al Gobierno en una crisis y afectó gravemente las exportaciones de la Argentina, uno de los mayores proveedores mundiales de granos y carne.

“No vamos a decir hoy que se han cumplido las expectativas, pero tenemos que dejar abierta aquí una etapa de recomposición en donde fundamentalmente hay que recomponer la confianza, restablecer un ambiente de credibilidad”, dijo Carlos Garetto, de Coninagro, una de las cuatro entidades distanciadas del Gobierno.

En un gesto hacia el sector, la presidenta Cristina Fernández subió hace pocos días al rango de ministerio a la anterior secretaría de Agricultura, una medida que los productores consideraron positiva pero insuficiente para reparar la resquebrajada relación. La dirigencia sectorial acusa desde el año pasado al Gobierno de dar señales que luego no cumple, por lo que suele mostrarse cautelosa ante cada anuncio oficial.

En la primera mitad de este año, el Gobierno y los dirigentes sectoriales mantuvieron una serie de reuniones para limar asperezas, pero estas negociaciones, como otras anteriores, tampoco prosperaron. “Si acá no hay resultados, es verso (mentira). La gente nuestra ya tiene suficientes motivos para desconfiar, suficiente frustración”, señaló Buzzi. De todos modos, consideró que “luego de dos meses sin ver a un solo ministro, sentarse y establecer mecanismos de funcionamiento es un primer paso”.
Fuente: empresasnews.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *