Fernández y Raverta le volvieron a robar a los jubilados

Partido Obrero Chacabuco

20/5/20- El anuncio del 6,12% de aumento de las jubilaciones y pensiones (y de la AUH y otros beneficios) ratifica la confiscación a los jubilados que el gobierno comenzó con  la suspensión de la movilidad desde diciembre 2019. Para ponerlo en números: el haber mínimo, que cobra la inmensa mayoría de los jubilados, perdió en términos absolutos $ 541, unos cuatro puntos aproximadamente al llevarlo a $ 16.864 cuando correspondería de aplicarse la movilidad de ley $ 17.405.
Las jubilaciones más bajas van a tener en el semestre 2020 un aumento del 19,9 % (12,96% en marzo + 6,12%) y las superiores a $ 20.000 en adelante, cercana al 10%. Todos hubieran tenido que percibir en total un aumento del 22,46%.
Los números revelan que es falso el argumento de que los que más ganan se achican para que no pierdan los que cobran la mínima. Los miserables $ 197 por encima de la movilidad de ley, ahora se los quitaron. En esta oportunidad “todos ponen” y el achatamiento va desapareciendo en pos de una baja generalizada. Es completamente falsa también la presentación nac&pop que dice que en el semestre le ganan a la inflación: le quedan debiendo del tercer y cuarto trimestre del año pasado.

El decreto es una concesión al FMI

La quita de la movilidad (y del 82% obviamente) es parte de la pretendida reforma previsional  que convertiría a jubilación a un subsidio universal a la vejez sigue su marcha. Esta es una de las primeras medidas del “plan económico” que plantea el FMI para ser un garante del acuerdo con los bonistas y evitar la declaración del default. Cuando faltan tres días para el vencimiento del plazo de default, este es un presente al capital financiero internacional a costa de los más vulnerables. La pandemia ha sido la excusa para profundizar el ajuste fondomonetarista a costa de los jubilados.
El sistema de aumento por decreto es la herramienta clave para sepultar todo vestigio de relación entre el sueldo del trabajador en actividad y el subsidio a la vejez que sostienen el conjunto de los capitalistas a nivel local y mundial,  deslindado de todo porcentaje del sueldo del activo.


Avasallan las jubilaciones, en momentos en que el valor de la canasta mínima jubilatoria es de 45.020 pesos con el cuentito de los bonos de diciembre hasta marzo y con el otorgamiento de los medicamentos gratis por el Pami. El decreto del aumento de 6,12%, la suspensión de la movilidad, la anulación del cálculo de la tasa de sustitución sobre el mejor sueldo en actividad, permiten  al gobierno seguir usando los fondos de la Anses para subsidiar a las patronales pagando los sueldos obreros en nombre de supuestas crisis declaradas por los empresarios  sin haber revisado ni uno de sus ejercicios financieros ni sus libros contables,  mientras les permite no efectuar los aportes de cargas sociales.


Organización en defensa de las jubilaciones

Para recomponer los fondos de Anses se plantea la restitución de los aportes patronales, el trabajo en blanco con el mejor convenio y la devolución de todas las deudas con las cajas, el no pago al FMI y usar el impuesto a las grandes fortunas y ganancias.
Para los trabajadores activos y para los jubilados se plantea  organizar la lucha por la defensa de la movilidad, por el 82%, por $ 45.020 de mínima, por dirección y control por parte de los trabajadores y jubilados de la Anses, de las cajas provinciales, del Pami y de las obras sociales. Llamamos a los jubilados y trabajadores activos a organizarse en defensa de las jubilaciones.

Partido Obrero Chacabuco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *