FALTAN 15 MIL POLICIAS EN LA PROVINCIA ADMITIO PAGGI

25/2/10- El jefe de la Policía bonaerense, Juan Carlos Paggi, reconoció ayer que en la Provincia “faltan 15 mil efectivos” para profundizar y fortalecer el patrullaje en las calles de los 134 distritos bonaerenses.

En este sentido, el jefe de la Bonaerense reiteró que el gobernador Daniel Scioli aumentará la cantidad de efectivos en lo que le queda de mandato, y aseguró que “en los próximos dos años se incorporarán 10 mil policías más” a la fuerza, que hoy cuenta con 54 mil agentes.

La falta de uniformados en las calles es uno de los principales reclamos tanto en el Conurbano como en el Interior. Son continuos los reclamos de los intendentes que piden a la Provincia refuerzos de dotaciones.

En ese sentido, la Provincia ha dispuesto diversas acciones para mitigar esta situación, por ejemplo, la reducción de la cantidad de detenidos en comisarías con la mira puesta en liberar a más efectivos a las tareas de prevención del delito.

Cabe recordar que durante el verano se trasladaron policías del Conurbano hacia la Costa, en el contexto del Operativo Sol, lo que provocó el malestar de algunos municipios, aunque en febrero los policías asignados a la vigilancia de las zonas turísticas comenzaron a retornar a sus puestos.

INDICES

Paggi resaltó que no sólo bajaron los índices de inseguridad sino que también mermaron los de accidentes de tránsito. Y agregó que cuando la seguridad funciona, la gente disfruta más y aumenta el consumo en diversos rubros, lo que “favorece a la Provincia”.

“El Operativo Sol fue el mejor de los últimos 11 años, aunque sabemos que toda estadística deja de importar cuando aparece un caso delictivo. Pero los números marcan eso”, afirmó Paggi.

Para el jefe de la Bonaerense, la baja del delito influyó por el trabajo entre las distintas áreas. “No sólo el Ministerio de Seguridad intervino. Trabajamos en conjunto con Salud, y con Desarrollo Social”, afirmó Paggi.

Para contrarrestar la falta de uniformados en las calles, a comienzos de este año se firmó un convenio con el ministerio de Justicia, para reemplazar a casi mil policías que cumplían tareas de custodia y traslado de presos y que esa función sea ejercida por agentes del Servicio Penitenciario.

A comienzos de su gestión, Paggi declaró que “el problema de la inseguridad no se arregla sólo con más uniformados en las calles, sino que es necesario dar respuestas que tengan en cuenta la inclusión social, la salud, el trabajo y la educación”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *