ESTABA CON SERGIO MASSA, CRITICABA AL GOBIERNO Y AHORA ES FUNCIONARIA DE PATRICIA BULLRICH

21/9/18- Se trata de Florencia Arietto, ex candidata de 1País y feroz opositora de la ministra de Seguridad, con quien trabaja ahora.

El Gobierno consiguió hoy la incorporación de una dirigente, con pasado en el kirchnerismo y candidata a legisladora por el Frente Renovador de Sergio Massa, que hasta el año pasado pronunciaba fuertes críticas a la gestión de Mauricio Macri.
Se trata de Florencia Arietto, ex jefa de Seguridad del club de Independiente, quien se sumó bajo el cargo de “asesora de Gabinete” en el Ministerio de Seguridad de Patricia Bullrich.
Más allá de que en sus últimas incursiones en diferentes medios de comunicación había moderado su discurso y se mostró de acuerdo con algunas medidas del Gobierno, la llegada de Arietto a la cartera que dirige Bullrich no deja de sorprender, dado que la ex candidata a legisladora por el massismo cuestionó duramente a la ministra por su manejo del caso Santiago Maldonado.
“Cometió un error que siempre comete la política cuando se sube a una facción y no analiza la complejidad de las fuerzas de seguridad. Bullrich se abroqueló en hablar de la Gendarmería como si fuera el Gobierno que hizo todo bien, cuando los protocolos básicos dicen que por prevención tendría que haber separado de la causa en el momento a los escuadrones que intervinieron. Bullrich hizo una defensa cerrada en el Senado y en todos los medios, diciendo ‘no voy a tirar un gendarme por la ventana porque pongo el pecho”, dijo en Canal 26, en plena búsqueda del joven artesano. Por entonces, Arietto no dudaba en hablar del caso como una “desaparición forzada”.
En el Gobierno le reconocen su honestidad intelectual de no callarse lo que pensaba en aquellos días, pese a que su pareja se desempeñaba en el Ministerio de Seguridad.
“El error del Gobierno fue hacer una defensa cerrada a una fuerza que estaba involucrada en una situación compleja que había que investigar”, completó. Sus críticas al macrismo también apuntaban hacia el manejo de la economía y le pedía al jefe de Estado “que recapacite” por la apertura de las importaciones.
También calificó a la fundadora del comedor Los Piletones Margarita Barrientos como “la Milagros Sala de Macri”. “Macri la usa para humanizarse y ella miente por él”, señaló.
Alineada durante el kirchnerismo con el ex vicegobernador Gabriel Mariotto, y también férrea defensora del Vatayón Militante, la agrupación de presos que bajo la gestión del ex titular del Servicio Penitenciario Federal Víctor Hortel que salía de los penales sin autorización del juez; Arietto fue endureciendo su discurso con el correr de los años, tras su paso por el club Independiente. De coincidir con algunos conceptos de Eugenio Zaffaroni y defender a los jóvenes condenados por el asesinato del ingeniero Ricardo Barrenechea, se acercó a Massa y fue una de las defensoras de sus propuestas en materia penal.
Bajo la órbita de Marco Lavagna, jefe territorial del massismo en la Capital Federal, fue compañera de fórmula de Matías Tombolini, en la lista 1País que el economista encabezó para diputados nacionales por la Ciudad de Buenos Aires. Pero, tras quedarse afuera del Congreso, dejó el Frente Renovador, enojada por un supuesto pedido de dirigentes muy cercanos a Massa para que cese su ataque al líder de camioneros Hugo Moyano.
“Me pidieron que no denuncie a Hugo Moyano ‘porque nos va a financiar’. ¡Porque yo a Moyano lo quiero preso! Y lo tengo denunciado. Entonces no te dan opción y te dicen que te apegues a las reglas o te calles”, explicó meses atrás.
Según la resolución 752/2018 firmada por Bullrich -y publicada este viernes en el Boletín Oficial- la designación de Arietto comenzó a regir a partir del 1 de septiembre. Y su sueldo será de “2.100 unidades retributivas”, casi 70 mil pesos si se tiene en cuenta que las UR actualmente equivale a $32,97.
Para acceder a este cargo, Arietto dejó un contrato de 50 mil pesos en la Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires al que había accedido en julio, poco después de oficializar su alejamiento del massismo, por gestión de la Coalición Cívica, con quien la unió su cruzada contra Moyano.
No fue el único punto con el que coincidió con Elisa Carrió: en la Provincia todavía recuerdan los dardos que le propinó al ex jefe de la Policía Bonaerense Pablo Bressi, a quien acusó -ante el ministro de Seguridad Cristian Ritondo- de ser “el jefe del narcotráfico” en ese territorio durante la conducción de Daniel Scioli.
Fuente y foto: clarin.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *