El peronismo defraudó al movimiento de mujeres

3/11/20- Luego de asumir el gobierno, la dirigencia kirchnerista/peronista del movimiento de mujeres llamó a abandonar las calles y la lucha por el aborto legal, con la expectativa de que un gobierno “nacional y popular” avanzaría con nuestras reinvidicaciones. Por supuesto, no sucedió, ya que el gobierno cedió ante las presiones clericales y se excusó con la pandemia para seguir dilatando la legalización del aborto mientras las mujeres seguimos muriendo y esperando.

Las mujeres de Guernica

La lucha de las vecinas de Guernica, y de todas las tomas del país, no queda exenta a esta cuestión, ya que muchas de las mujeres que se encuentran en esa situación fueron víctimas de violencia de género, y se vieron obligadas a dejar sus hogares huyendo de sus agresores, muchas veces con sus hijos. Por otra parte, muchas mujeres jefas de familia fueron despedidas de sus trabajos durante la pandemia, y el aumento de alquileres y tarifas las obligó a radicarse en asentamientos. A pesar de conocer esta situación, el único acercamiento del Ministerio de mujeres fue una burla: ofrecieron subsidios y alimentos para que las familias se retiren del predio de Guernica y, ante la negativa, se llevaron todo, sin ofrecer ninguna otra ayuda.
Para estas mujeres no existen políticas públicas favorables, sino que no sólo son expulsadas del sistema sino que también las expulsan, a fuerza de represión, del último recurso que tienen para resolver su precaria situación.

Violencia de género y políticas públicas.

El ministerio de Mujeres y Diversidad no solucionó nada. Las pocas iniciativa que se presentaron son completamente vacías e inútiles, para la tribuna. No hay ninguna política verdadera que favorezca a las mujeres, y mucho menos presupuesto destinado a combatir la violencia.
Por otra parte, el presupuesto 2021 fue presentado como “un presupuesto con perspectiva de género” porque destina una buena partida al Ministerio, pero no deja de ser una trampa, ya que de ese presupuesto debe salir el dinero para las AUH, pensiones por 7 hijos, entre otros programas ya implementados. La realidad es que no hay políticas concretas y los femicidios continúan aumentando exponencialmente.

Aborto legal ya

A pesar del brutal aumento de abortos realizados durante la pandemia, el proyecto sigue sin ser ley. Alberto Fernández se paseó durante toda la campaña prometiendo que bajo su mandato el aborto iba ser legal. Luego planteó que no sería el proyecto discutido y apoyado por millones de mujeres, sino uno que redactó él mismo, con el permiso de Bergoglio, para finalmente anunciar que es muy probable que no s3 apruebe este año, excusándose en la pandemia y la saturación del sistema de salud. La realidad es que en poco tiempo el proyecto de la Campaña perderá estado parlamentario, provocando un nuevo retroceso en nuestra lucha.
No hay nada que debatir. Al aborto hay que aprobarlo, el debate ya se dió en las calles. Cada muerta en la clandestinidad es responsabilidad de este gobierno que cedió ante intereses clericales y patronales.

Desde el Plenario de trabajadoras llamamos al movimiento de mujeres a repudiar enérgicamente la represión ejercida en Guernica, cuyos responsables son Berni, Kiciloff y Fernández. Debemos volver a las calles por el Aborto Legal y contra todo tipo de violencias. El peronismo ya defraudó al movimiento de mujeres. Vamos por un Consejo Autónomo de Mujeres y Disidencias con cargos electos y revocables.

Plenario de Trabajadoras – Partido Obrero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *