CUESTIONAN A EMPRESAS DE CHACABUCO POR IRREGULARIDADES EN CONTRATACIONES EN ALBERTI

13/7/12- Los subsidios otorgados por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y su posterior utilización generaron en el partido bonaerense de Alberti suspicacias y cuestionamientos en cuanto a la empresa ejecutora de los fondos y los trabajos realizados, que tiene, entre otras irregularidades, sobreprecios excesivos.
Mediante la resolución N° 922/11, la cartera presidida por el entonces ministro Julián Domínguez le brindó a la ciudad de Alberti un subsidio no reintegrable de 500.000 pesos para la puesta en valor de los espacios públicos de Coronel Mom.
El primer problema que aparece es que según el artículo 283 bis de la ley Orgánica de las Municipalidades, la licitación puede ser pública o privada, si la inversión ronda entre los 150.973 pesos y los 452.916 pesos, sin embargo, la adjudicataria para la puesta en valor de los espacios verdes en Alberti utilizó 453.064 pesos. De esta manera se violó el modo de la licitación, ya que tendría que haber sido pública.
Realizada la trampa, las firmas que escogió el Ejecutivo municipal liderado el año pasado por el ex intendente Leonel Zacaa, fueron Roselet SRL, Pelatti Ricardo Javier, Marissi Gualterio y Davio Daniel Pedro; las cuatro empresas son oriundas de Chacabuco, mientras que los dos viveros locales no fueron tenidos en cuenta. Además, los subsidios fueron entregados por el ministro de Agricultura de la Nación, Julián Domínguez. La firma que se quedó con las obras fue Marissi Gualterio Victorio.

Muchas irregularidades

La mayor área de trabajo estaba en el reacondicionamiento de la Plaza y el predio del ferrocarril. En la misma, la compañía tenía que colocar 1.750 herbáceas por un costo que estaba tasado en los 33.000 pesos. Sin embargo, lejos está la cantidad de plantas sembradas en el proyecto pautado. Además, por 200 árboles plantados abonaron 25.300 pesos, aunque hay muchos de ellos que no se ven o se volaron.
Pero la cuota más sorprendente se vio por el pago de 200 tutores por una suma onerosa de 18.300 pesos. Acudiendo a las ecuaciones se desembolsó por cada guía 90 pesos, cuando en cualquier mercado tiene un costo significativamente menor, que oscila entre los 6 y 9 pesos. El cobro extra, en este caso, llegó a 16.000 pesos.
Continuando con las obras sobrevaluadas en algunos casos y no ejecutadas en otros, se observa que para la provisión y colocación de granza en Plaza y predio ferroviario, la firma Marissi estipuló un gasto de 30.920 pesos, aunque en este espacio verde no se observa el trabajo.
Otro dato onírico es la plantación de 3.000 metros cuadrados de césped en la Plaza de los Ferrocarriles aunque, curiosamente, el césped que se encuentra es el propio y natural del lugar. Sin embargo, la compañía facturó 15.000 pesos.
Aunque menores, las anormalidades continúan. El cartel de obra para la puesta en valor no indicaba el monto de la licitación, quizás con la intención de esconder estos precios elevados.
Por último, existen órdenes de pago que la Municipalidad entregó a una empresa que curiosamente tiene un nombre similar a la que ganó la licitación: Marissi Fernando que, casualmente, también es oriunda de Chacabuco. Aunque se desconoce la relación con Marissi Gualterio.
Los concejales de la Unión Cívica Radical descubrieron que el municipio de Alberti fue el primer cliente del señor Fernando Marissi, en donde la factura N° 1 con fecha 5 de abril de 2011, muestra un monto total de 46.597 pesos.

Fuente: Diario “De Hoy”, Chacabuco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *