CONFIRMAN EL HALLAZGO DE AGUA EN LA LUNA

Crédito de la imagen: NASA.
Crédito de la imagen: NASA.
14/11/09- El equipo LCROSS (Lunar Crater Observation and Sensing Satellite, o “Satélite de detección y observación de cráteres lunares”) anunció hoy que la misión tuvo éxito en descubrir agua durante los impactos del 9 de Octubre de 2009 en la región del cráter Cabeus, cerca del polo Sur lunar, que está en sombra permanente. “En efecto, hemos encontrado agua. No encontramos un poco sino una gran cantidad” dijo Tony Colaprete, principal investigador de LCROSS en una conferencia de prensa.
El equipo no pudo establecer una concentración de cuánta agua contiene el regolito lunar (que es la capa de materiales no consolidados, alterados, que incluyen fragmentos de roca, granos minerales y todos los otros depósitos superficiales, que descansa sobre roca sólida), pero en una fracción del cráter de entre 20 y 30 metros que generó el impacto, pudieron observar unos 95 litros de agua usando información espectroscópica. Colaprete usó un balde de 7 litros durante la conferencia de prensa para ilustrar la cantidad de agua que encontraron.

Cuando se le preguntó sobre si el equipo tuvo un momento “eureka” cuando encontraron el patrón correspondiente al agua, Colaprete dijo, “Hemos tenido un momento ‘A la flauta!’ cada día desde el impacto. Hace más o menos dos semanas nos reunimos como equipo y examinamos todo el conjunto de datos. Allí fue cuando llegamos a la conclusión de que definitivamente habíamos encontrado agua.”

Colaprete dijo que también encontraron patrones de otros componentes, incluyendo sodio y dióxido de carbono, que aún se están analizando.
Mientras que otros descubrimientos de agua en la Luna más temprano este año usando el Mapeador de Mineralogía Lunar a bordo de la nave Chandrayaan-1 compararon el regolito lunar como más seco que los desiertos terrestres, en el cráter Cabeus aparentemente hay más.
“Si estuvieses parado en la ‘playa’ de 20 metros del cráter que creamos con el impacto, notarías que es más húmeda que algunos desiertos terrestres” dijo Colaprete.
Desde los impactos, el equipo científico del LCROSS ha estado trabajando sin parar analizando la enorme cantidad de información que colectó la nave. El equipo se concentró en la información proveniente de los espectrómetros del satélite, los que proveen la información más definitiva sobre la presencia de agua. Un espectrómetro examina la luz emitida o absorbida por los materiales y que ayuda a identificar su composición.
Los 95 litros fueron la cantidad que hubo en el campo de visión de los espectrómetros. Para encontrar cuánta agua hay en total dentro del cráter será necesario que el equipo “reconstruya” el cráter. “Necesitamos tomar la cantidad de material eyectado, junto con el tamaño del cráter y reconstruir el evento para entender cómo todo esto encaja en el suelo y entender todo en su totalidad” dijo Colaprete. “Sabemos que fue importante para el público que volviésemos con los resultados, y que proveyéramos algún tipo de cantidad medible pero aún tenemos mucho trabajo que hacer para ver el cuadro completo”.
El impacto creado por el cohete Centaur de la LCROSS generó una pluma de dos partes a partir del material del fondo del cráter. La primera parte fue una pluma de ángulo elevado de aproximadamente 10 a 12 metros de ancho de vapor y fino polvo y la segunda una cortina de material más pesado eyectado a menor ángulo. Este material no había visto la luz solar en miles de millones de años.

Colaprete dijo que el suelo del cráter está normalmente a 230 grados Celsius bajo cero, pero que el impacto calentó las cosas a alrededor de 1000 grados Kelvin, o 700 grados Celsius, lo cual es frío para un impacto, pero que era lo esperado para un cohete de baja densidad como el Centaur, que chocó con el Cráter Cabeus.
De dónde provino el agua está aún por determinarse, ya sea que haya sido depositada por impactos de cometas o meteoritos , o si algún proceso dentro de la Luna o en la superficie está creando agua.
Mike Wargo, jefe científico lunar de la NASA, dijo que las trampas frías en los cráteres de la Luna que se encuantran permanentemente a la sombra son como los áticos polvorientos o los cajones de chucherías del sistema solar. Al menos por los últimos miles de millones de años. Apenas estamos comenzando a golpetear nuestro entendimiento”
“Esto realmente ha puesto de cabeza nuestro entendimiento sobre el agua lunar” dijo Greg Delory. “Deberíamos mantener nuestras mentes abiertas acerca de lo que esto nos está diciendo. No es la Luna de las misiones Apolo, es nuestra Luna”

Crédito de la imagen: NASA

Fuente: Universe Today (http://www.universetoday.com/2009/11/13/lcross-confirms-bucketsof-water-on-the-moon/#more-44943)

Sergio Alonso
Eclipse – Asociación Astronómica de Rawson

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *