CACEROLAZOS EN VARIOS PUNTOS DE LA CAPITAL FEDERAL Y FRENTE A LA QUINTA PRESIDENCIAL

Varias concentraciones de vecinos cargados de cacerolas ocuparon la Plaza de Mayo, la esquina de las avenidas Santa Fe y Callao en Barrio Norte, y las de en Cabildo y Juramento en Belgrano. El cacerolazo también llegó a la avenida Maipú, frente a la quinta presidencial de Olivos.

Cacerolazo en Plaza de Mayo.
Cacerolazo en Plaza de Mayo.
7/6/12- Por tercera noche en diez días, cientos de manifestantes aplaudieron, golpearon utensillos de forma pacífica y mostraron carteles con mensajes críticos del vicepresidente Amado Boudou, y contra el cepo al dólar, la inflación, y la inseguridad. Además de gorros de lana, guantes, tapados para combatir el frío nocturno, llevaban banderas de la Argentina, cámaras de fotos y de filmar, silbatos y redoblantes.
En el casco histórico de la ciudad, las columnas de vecinos llegaron a ocupar tres carriles de la avenida 9 de Julio y se desplazaron en dirección sur. Doblaban en Diagonal Norte y llegaban a la Plaza de Mayo. Todos los accesos a esa zona – Alem, 25 de Mayo, y las paralelas- fueron cerrados con vallas por la Policía Federal, y había algunos patrulleros dispersos.
En la localidad bonaerense de Olivos, los vecinos protestaron en la puerta de la quinta presidencial, a la altura de Av. Maipu al 2100. En Barrio Norte, en la esquina de las avenidas Santa Fe y Callao, y en el barrio de Belgrano, en la intersección entre Cabildo y Juramento.
La convocatoria se realizó para las 20 hs, a través de las redes sociales Twitter y Facebook, y de dispositivos móviles. Desde la tarde, la palabra “cac3erolazo”, es tendencia en la red social.
“Vengo a reclamar por Justicia, para que podamos comprar dólares con el dinero de nuestro trabajo”, dijo Cristina Pitta, de 31 años, oriunda de El Soberbio, Misiones, pero que actualmente vive en Recoleta. “Yo estoy pagando mi casa en dólares y ahora no puedo comprar en el mercado legal. Entonces lo que me costaba $ 4400, ahora me cuesta más de $ 6000 por mes”, dijo. La mujer, una administradora de consorcios que se movilizaba junto a su hijo, afirmó también que en diciembre pasado la asaltaron en un episodio “bastante feo” que les tocó sufrir a los dos.
“Me siento invadida. No hay derechos individuales. Hay un terrible avance sobre la Justicia, los funcionarios viven todos presionados”, dijo una mujer que “por miedo” no quiso dar su nombre.
Cerca de las 22, en el centro la gente empezaba a desconcentrarse. “Una nación de ovejas negras engendra un gobierno de lobos.” La frase pertenece a Edward R. Murrow y se podía leer en uno de los carteles hecho por los manifestantes.

Fuente y foto: lanacion.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *