MACRI Y VIDAL VISITARON FÁBRICA DE GALLETITAS EN O´HIGGINS Y AIOLA NO FUE INVITADO

Macri y Vidal visitaron la fábrica Pasticcino
Macri y Vidal visitaron la fábrica Pasticcino
1/4/19- El presidente de la Nación y la gobernadora de la provincia de Buenos Aires estuvieron en la empresa productora de galletitas que forma parte del Polo Solidaridad de la Mariápolis Lía, en O’Higgins, y que promueve los valores de Economía de Comunión. El Intendente del Partido de Chacabuco, Víctor Aiola no fue invitado a la recorrida de la empresa. Además, no recibió notifiación para el acto que se desarrolló en Junín, con motivo del retorno del servicio urbano de pasajeros a esa ciudad.

“Que nos visite el Presidente me remonta a 10 años atrás cuando empezamos con la fábrica con el horno de mi casa. Fue espectacular. Estoy muy feliz”. Las palabras del Gerente Comercial y socio de Pasticcino, Gonzalo Perrín, minutos después de la visita de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal demuestran el significado que tuvo la mañana de este lunes para quienes trabajan en la fábrica, ubicada a pasos del pueblo bonaerense de O’Higgins. “No somos más de mil habitantes y aquí nos conocemos todos”, le explicaba el joven empresario a los visitantes.
Según cuenta Jorge Perrín, uno de los socios fundadores, “el pasado viernes había recibido la visita de la secretaría de comunicación de la Presidencia porque querían conocer Pasticcino. Luego nos avisaron que vendrían nuevamente para filmar y hacer notas. Y posteriormente, y de manera sorpresiva, arribaron el Presidente y la Gobernadora. Fue un momento increíble, simple y emocionante. Particularmente les había impactado el proyecto de Economía de Comunión. Los logros y la universalidad, veían aquí algo creíble”.

Durante el encuentro, los directivos de la empresa acompañaron a Macri y Vidal en una recorrida por la planta, presentando a los empleados y la manera de trabajar. El propio presidente sostuvo la importancia de “producir algo diferente, con un agregado de valor. No es sólo cuestión de cantidad sino cómo se hace y qué experiencia hago” para producir.
En tanto, Vidal resaltó el hecho que la empresa se haya desarrollado en el pueblo, que estaba dentro de los que corrían riesgo de desaparecer: “Es un modelo para otras localidades que les pasa lo mismo, que la gente se pueda quedar en su lugar”.

El slogan de Pasticcino reza “Pequeños sabores, grandes momentos”. Como el que sin dudas han vivido quienes llevan adelante cotidianamente la empresa. No todos los días una pequeña fábrica, “en el medio de la nada”, como dicen ellos mismos, recibe una visita presidencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *